¿Qué fue la Guerra de Secesión (1861-1865)?



Guerra de Secesión (1861-1865)

Fue una guerra civil en los Estados Unidos. El Norte peleó contra el Sur: los estados del Norte eran leales a la Unión, y los estados del Sur se había separado y convertido en la Confederación. La guerra empezó por un desacuerdo por la esclavitud de la gente de color.

El conflicto comenzó abril de 1861, cuando Fort Sumter (Carolina del Norte) fue atacado por las fuerzas secesionistas. Estos estados secesionistas eran: Carolina del Sur, Misisipi, Florida, Alabama, Georgia, Louisiana, Tejas, Virginia, Arkansas, Tennessee y Carolina del Norte.

Entre 1815 y 1861, los estados del Norte tenían una economía que se modernizaba y diversificaba rápidamente, y los norteños habían invertido significativamente en un variedad de sistemas de transporte, industrias financieras y en una red de comunicación extremadamente grande. En contraste, la economía del Sur consistía básicamente en granjas extensas y dependía de esclavos como fuerza de trabajo, en los cuales los sureños invertían su dinero. Así que sobre 1860, el 84% del dinero invertido en la manufactura se invirtió en los estados que no tenían esclavos.

En la década de 1850, el precio del algodón, que era la cosecha más importante del Sur, se disparó y el valor de los esclavos aumentó. La riqueza per cápita de los blancos del Sur era dos veces mayor que la de los norteños, y las personas más ricas estaban en el Sur.
Norte vs. Sur

Después de la primera batalla en Fort Sumter, Lincoln convocó a 75.000 militares a servir durante los próximos tres meses y proclamó un bloqueo naval de los estados confederados, insistiendo en que estos eran estados en rebelión y no constituía un país soberano. Los estados confederados, que anteriormente habían convocado a 100.000 soldados, aumentaron la llamada a 400.000 durante al menos 6 meses.

A primera vista, los 23 estados de la Unión parecían ser más que un rival para los 11 estados secesionistas. Pero los estados del Sur tenían la ventaja de luchar en líneas interiores.

Finalmente, el Norte triunfó gracias a su fuerza naval pero también en parte gracias a Lincoln, que se había convertido en gran líder militar y político. Los fracaso del transporte, materiales y liderazgo político de la Confederación también ayudaron a la victoria del Norte.



Cristina de Cepeda

Comentarios

Entradas populares de este blog

El avance en las guerras

Inversión vs. Trading